Vecinos de la fábrica de viagra Pfizer están molestos; siempre tienen erecciones por el humo

0 11

Existen muchos casos de fábricas que dañan la vida de comunidades enteras, algunas contaminando el agua de los mantos acuíferos, otras dañando el aire y el medio ambiente en su totalidad.

En el siguiente caso en particular, una fábrica de viagra está afectando a los pobladores de un pueblo en Irlanda, al hacerles pasar por la incómoda situación de erecciones a cada rato.

Viagra

Los residentes del pueblo Ringaskiddy, en Irlanda, están disgustados por la afectación que conlleva la producción de viagra en su localidad, ya que tienen erecciones involuntarias todo el tiempo, y aunque a nosotros nos causa mucha gracia, para ellos es un gran problema y no se han quedado con los brazos cruzados.

Todos ellos se han reunido para aclamar justicia, y han levantado una denuncia para que el gobierno ponga fin a este problema contra la fábrica de la empresa Pfizer.

Viagra

Para defensa, la empresa lanzó un comunicado para aclarar el problema, en el que se deslindan de toda acusación ya que afirman que los procesos de elaboración de sus productos están dentro de una alta y rigurosa norma de producción que está constantemente regulada y que es amigable con el interior y entorno de las instalaciones.

Viagra

Los lugareños aseguran que incluso los animales están sufriendo los estragos de la elaboración de este medicamento, y no sólo ellos son los afectados, las mujeres dicen que también es un problema. Debbie O’Grady, una camarera de un restaurante, dijo:

Basta con inhalar el humo y ya está. Y llevamos años respirando gratis esto. Como resultado, siempre hay un hombre ‘dispuesto’ a la vuelta de la esquina.

Viagra

Además muchos aseguran que los perros callejeros han mostrado un comportamiento extraño y en constante excitación, por lo que piensan que de alguna manera los productos se filtraron en los suministros de agua potable y en los mantos acuíferos, por lo que todos parecen ser rígidos en su postura.

Viagra

قالب وردپرس

También podría gustarte Más del autor

Comentários no Facebook