Reino Unido aprovechó la Primera Guerra del Golfo para impulsar la venta de armas

0 42

Reino Unido estimó que la Primera Guerra del Golfo (1990-91) era “una oportunidad sin precedentes” para impulsar la venta de armas, según quedó reflejado en diversos documentos y notas secretas pertenecientes al Gobierno de la entonces primera ministra británica, Margaret Thatcher.

Esa información desclasificada fechada a principios de agosto de 1990 —días después de que comenzara ese conflicto bélico—, a la que se puede acceder a través de los Archivos Nacionales británicos, arroja luz sobre cómo los ministros y funcionarios de Reino Unido aseguraban que los fabricantes de armas podrían sacar partido de la situación.

Gira fructífera

Los archivos incluyen sesiones informativas confidenciales que el entonces ministro para Compras de Material de Defensa, Alan Clark, elaboraba para Thatcher mietras recorría diversos países de Oriente Medio antes de que comenzaran las hostilidades.

Los documentos revelan que Clark mantuvo encuentros con las autoridades de Catar y Baréin para impulsar las exportaciones de armas y apuntó que Emirátes Árabes Unidos (EAU), Arabia Sudita, Egipto y Jordania podían ser potenciales compradores.

Asimismo, el que era secretario privado de la difunta mandataria, Charles Powell, escribió a Clark que le gustaría utilizar sus visitas a altos cargos de los países del Golfo para destacar que Reino Unido había sido más rápido y mejor que Francia —país rival para exportar armas— a la hora de mostrrar su disposición a ayudar a sus aliados en la zona. 

Al parecer, esas gestiones oficiales dieron sus frutos, ya que la guerra incentivó el comercio de armamento y ayudó a restablecer una base sólida para futuras ventas, escribe ‘The Guardian’.

“La misma actitud”

Un reciente informe oficial estima que Reino Unido obtuvo hasta 7.800 millones de dólares con las transacciones de armamento en 2016 —el 9 % del comercio mundial— y la mitad de esta suma corresponde a la región de Oriente Medio.

Joe Lo, investigador de la Campaña Contra el Comercio de Armas, asegura que hoy en día los mismos países de esa época son el objetivo de las exportaciones británicas en materia de defensa, ya que “puede que los tiempos hayan cambiado, pero la actitud es la misma“.

Respecto a las reveleciones recientes, este experto estima que “demuestran que el Gobierno del Reino Unido vio la llegada de la Primera Guerra del Golfo no como una catástrofe humanitaria inminente, sino como una oportunidad para que las empresas armamentísticas se beneficiaran de la muerte y la destrucción“.

قالب وردپرس

También podría gustarte Más del autor

Comentários no Facebook