Diferencias en el Gobierno de Cataluña: Puigdemont agotará los plazos

0 34

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibió el miércoles el requerimiento del Ejecutivo español para confirmar si declaró o no la independencia de Cataluña en el Parlamento regional el día anterior. De esta manera, el Gobierno de Mariano Rajoy ha abierto la puerta a la activación del artículo 155 de la Constitución española, que supone, de facto, la intervención de la autonomía de Cataluña.

Así, desde el miércoles, se suceden los contactos entre los responsables del Ejecutivo catalán, integrado por diferentes fuerzas políticas a favor de la independencia, y sus socios de la CUP, que esta misma mañana han presionado a Puigdemont para que declare ya la República de Cataluña.

Las diferencias entre las autoridades catalanas y la ausencia de consenso sobre los pasos que se deben seguir se evidencian cada vez más, tal y como ya sucedió el pasado martes en el Parlamento de Cataluña con el enfado de la CUP por la decisión de Puigdemont de suspender la declaración de independencia.

De esta manera, todo parece indicar que el presidente catalán agotará los plazos estipulados en el requerimiento para responder al Gobierno español: tiene hasta el lunes 16 a las 10:00 horas (local) para decir si declaró o no la independencia, y hasta el jueves 19 a la misma hora para restaurar la legalidad y revocar la declaración, en caso de que esta se hubiese producido. 

El Gobierno de Cataluña y sus socios de la CUP

Hay que tener en cuenta que Junts pel Sí (JxSí), el partido liderado por Puigdemont, es una colación electoral formada por varios grupos políticos de la derecha y la izquierda, que fue creada en 2015 para concurrir a las elecciones al Parlamento de Cataluña con el objetivo de iniciar un proceso hacia la independencia.

Sin embargo, esta coalición no obtuvo la mayoría necesaria para gobernar en solitario, por lo que dependen del apoyo de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP), una formación política de la izquierda anticapitalista e independentista, para continuar en el Ejecutivo.

En este sentido, tras la comparecencia de Puigdemont del pasado martes, en la que suspendió la declaración de independencia para abrir un diálogo con el Gobierno central, la CUP exigió un plazo de un mes para negociar. En caso contrario, la formación anticapitalista ha asegurado que suspenderá la actividad de sus diputados, dejando a Puigdemont en minoría.

قالب وردپرس

También podría gustarte Más del autor

Comentários no Facebook